El diseño web es hoy sin dudas parte fundamental de la estrategia de mercadeo de marcas. Cuando un internauta visita la web de una empresa, es lo que ve, parte fundamental del proceso de decisión de compra o conversión.  Es así que factores tales como el profesionalismo, la limpieza visual y la coherencia de marca factores decisivos en ese crítico momento.

Un diseño web orientado hacia el minimalismo visual puede conseguir que el usuario se sienta relajado y por lo tanto baje sus defensas “anti-ventas”. Permitir amplios espacios blancos o claros donde la vista descanse entre una información y otra reduce el estrés e impide la percepción de que intentamos a toda costa vender un producto o servicio.

Si a esto se le suma una correcta utilización de los colores corporativos en función del equilibrio visual y el respeto por una identidad visual que se complemente en espacios offline y medios impresos, se puede llegar a que la mente del usuario reconecte con la memoria a largo plazo para generar posicionamiento y recordación de marca. Esto además fortalece la confianza del usuario dejando a la empresa en una posición de ventaja para comenzar el proceso de construcción de la venta.

Hoy lo visual unido al marketing de contenidos son los pilares fundamentales para un portal web exitoso lo que nos lleva a un segundo momento; la conversión. Es aquí donde cobra vital importancia tener un chat proactivo en su página web.

¡Chatee con nosotros, estamos conectados!